- Aspectos generales.
El mayor de los Terriers ligeramente compacto, corpulento, musculada, activo y fuerte, sin ser patilarga ni de largo excesivo de cuerpo.
- Características.
De expresión viva, rápido y a la expectativa de cualquier movimiento, carácter que se muestra en la expresión de los ojos y en porte de las orejas; rabo erguido.
- Temperamento.
Espontáneo, confiado y sociable, amistoso, valiente e inteligente. Siempre en estado de alerta, nunca agresivo y sin rasgo de timidez.
- Cabeza y cráneo.
Cráneo largo y plano, no muy ancho entre las orejas, estrechándose ligeramente hacia los ojos. Equilibrado, sin mucha diferencia aparente de tamaño de largo entre el cráneo y el hocico, frente libre de arrugas, stop dificilmente apreciable, mejillas parejas pero no llenas. Hocico lleno antes de los ojos pero no en forma aval (de plato) o acarnerada. Madíbulas superior e inferior profundas, potentes, fuertes y musculadas, dando la impresión de fortaleza en el hocico, lo cual es muy deseable. Labios bien apretados. Trufa negra.
- Ojos.
De color oscuro, pequeños, no prominentes, de viva expresión terrier, inteligentes y vivos. Ojos claros o protuberantes no recomendables.
- Orejas.
Orejas en <<V>> llevadas a los lados, pequeñas y proporcionadas con el tamaño del perro. Línea del pliegue de la oreja un poco por encima del nivel del cráneo. Orejas pendulares o de inserción demasiado alta no recomendables.
- Boca.
Dientes y mandíbulas fuertes, mordedura en tijera; la parte exterior de los incisivos rozando levemente la parte exterior de los incisivos inferiores, encajando bien en las mandíbulas. Mordida en pinza también aceptables. Prognatismos penalizables.
- Cuello.
Bien definido, musculado, de tamaño moderado y grueso, gradualmente enganchándose hacia los hombros. Garganta libre de papada.
- Cuartos delanteros.
Hombros largos, bien insertados hacia atrás inclinados oblicuamente, escápulas planas. Miembros anteriores perfectamente rectos, con buen hueso; codos perpendiculares al cuerpo.
- Cuerpo.
Dorso corto, fuerte, recto y nivelado, sin muestra de flojera. Lomomusculado. Costillares bien mullidos. En perros cortos y de buenos costillares hay muy poco espacio entre las costillas y las caderas. Pecho profundo, aproximadamente al mismo nivel de los codos, pero no ancho.
- Cuartos traseros.
Muslos largos y poderosos, muslo inferior y musculado, buenas angulaciones, corvejones cortos y paralelos en sí vistos desde atrás, nunca hacia afuera o hacia adentro.
- Pies.
Pequeños, redondos y compactos, almohadillas plantares bien mullidas, dedos y falanges moderadamente arqueados, sin torcer hacia afuera o hacia adentro.
- Rabo.
Inserción alta y porte erguido, nunca arqueado o caído sobre la espalda; buen tamaño y con sustancia.
- Movimiento.
Piernas delanteras derechas, rectas y avanzando hacia delante; miembros posteriores de movimiento libre y paralelos. Al acercarse y pararse los cuartos delanteros deben formar una línea recta continua con el frente y la separación entre los pies a la misma distancia que los hombros. La fuerza propulsora está suministrada por el tren posterior.
- Pelo.
Duro, denso y alambrado, no demasiado largo, como si pareciese andrajoso, derecho y cerrado, cubriendo todo el cuerpo y patas. Pelo exterior alambrado, duro tieso, subpelo más corto y suave. Pelos arrugados, ondulados, rizados o suaves muy indeseables.
- Color.
La silla del cuerpo, negra o parda. La parte de arriba del cuello y capa exterior del rabo también. El resto del cuerpo, fuego. Las orejas normalmente más oscuras, y puede haber algunas sombras oscuras alrededor del cuello y a los lados del cráneo. Algunos mechones blancos en el frente del pecho son aceptables.
- Tamaño.
Machos, 58-61 centímetros. Hembras, 56-59. Peso, sobre 23 kilos.
- Defectos.
Cualquier punto que se aleje de lo antes mencionado se considerará falta; siempre en proporción a la misma. Los machos deben tener dos testículos visibles descendiendo en el escroto.
- Carácter, aptitudes, educación.
Robusto, rústico, audaz, tenaz, está dotado de un carácter fuerte, dominante, de reacciones muy rápidas. Muy afectuoso y sumamente apegado a sus amos, es juguetón y alegre. Desconfiado con los desconocidos pero no agresivo, es un buen guardián. Es necesario darle una educación firme desde trempana edad.
- Consejos.
Se adapta a la vida en la ciudad siempre que pueda realizar largos paseos cotidianos. Hay que cepillarlo con regularidad, dos o tres veces por semana, y llevarlo a la peluquería entre dos y cuatro veces por año.
- Aplicaciones.
Perro de caza. Perro de compañía.